Centralización o descentralización

Una de las controversias que continúan en la organización es si las actividades deberían agruparse cerca de la alta dirección o dispersarse por las divisiones de las empresas más grandes.

Una organización centralizada agrupa las actividades logísticas en el nivel corporativo para servir a todos los grupos de productos. Por otra parte, la organización descentralizada de logística sitúa la responsa­bilidad de la logística en el grupo de productos o nivel de división. Se establece una organización logística descentralizada separada para servir a cada división.

En la imagen siguiente se muestra gráficamente lo expuesto en el párrafo anterior:

Hay algunas ventajas obvias para cada tipo y algunas empresas crean formas de orga­nización que funden ambos tipos con el fin de buscar ventajas combinadas. La razón prin­cipal para la forma centralizada es mantener un fuerte control sobre las actividades logísticas y beneficiarse de las eficacias asociadas con la escala de actividades que pueden ocurrir al concentrar todas las actividades logísticas de toda la corporación bajo un único director. Consideremos como ejemplo la actividad de tráfico. Muchas empresas poseen sus flotas privadas de camiones. La utilización del equipo es la clave de la eficiencia. Al tener un con­trol centralizado de todas las actividades de tráfico, una empresa podría hallar que la carga de ida para los productos de una división podría ser la carga de regreso para otra. Entonces, estos movimientos pueden equilibrarse, en tanto que bajo una organización descentraliza­da podrían pasar inadvertidos. Puede ganarse eficacia parecida mediante el almacenamiento compartido, las compras compartidas y el procesamiento compartido de datos.

La descentralización de la organización permite, a menudo, una respuesta logística más rápida y personalizada a las necesidades de los clientes que la organización más cen­tralizada y escalonada. La descentralización tiene mucho sentido cuando las líneas de productos son inequívocamente diferentes en sus características de marketing, logística y manufactura, y cuando pueden hallarse pocas economías de escala.

Rara vez podemos esperar hallar un diseño totalmente centralizado o totalmente des­centralizado por lo que para obtener el máximo beneficio en función del tipo de producto se podría realizar una combinación de ambas estructuras.

Fuente: Logística: Administración de la cadena de suministro. Ronald H. Ballou

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s